Revestimientos de paredes

Revestimientos de paredes esmaltados

La renovación de las paredes suele insumir mucha mano de obra y provoca mucha suciedad. Una manera de renovar las paredes evitando estos trabajos es emplear revestimientos de paredes esmaltados, los que son especiales para recubrir paredes de baños, por su altísima resistencia a la humedad

En una vivienda siempre es necesario realizar el mantenimiento de todos los elementos constructivos, los cerramientos son una parte delicada, ya que su reparación requiere de mucha obra y grandes gastos. Muchas veces dejamos pasar los arreglos, para no enfrentarnos al problema que significa desmontar habitaciones y lidiar con la mugre, pero existen soluciones más sencillas y de rápida y limpia ejecución, como el caso de los revestimientos de paredes esmaltados, ideales para renovar el baño, sin someternos las paredes picadas, el polvillo y demás.

Estos revestimientos están fabricados en poliuretano esmaltado, y son absolutamente impermeables, por lo que están indicados para baños. También poseen otras cualidades, como ser aislantes acústicos y térmicos, y su resistencia al vapor y la humedad es excelente.

Estos revestimientos se presentan en variedad de diseños, que imitan los azulejos y otros materiales como el gresite o la piedra. Podemos encontrarlos en planchas, y se colocan sin mucho esfuerzo sobre los azulejos.

Colocación de los revestimientos de paredes esmaltados:

Antes de colocar los revestimientos de paredes esmaltados, debemos acondicionar las paredes. Retiramos las llaves de paso y los elementos que dificultan el trabajo. Debemos cerrar el paso de agua, para evitar pérdidas. Revestimientos de paredes esmaltados

Las planchas vienen en diversas formas, las más fáciles de colocar son las rectangulares. Tomaremos todas las medidas previamente, para posicionar las marcas donde debemos perforar las planchas, para conectar la grifería.

Para las perforaciones, utilizaremos el taladro, por ofrecer un corte más seguro que la sierra de calar, salvo que tengamos que hacer un orificio más grande.

Comenzamos la instalación desde una esquina, que permite adaptar mejor las piezas, cuidando de que quede bien adherida a la esquina. Si la colocación llega hasta el techo, comenzaremos desde el piso hacia arriba. Pero si el revestimiento llega hasta una determinada altura de la pared, entonces comenzaremos desde esa altura hacia el suelo.

Completaremos una pared, antes de continuar con otra. Es conveniente dejar unos milímetros de separación entre las placas, que luego se rellenarán. Esto permite ajustar mejor cada placa, y también amortiguar la diferencia cuando no coinciden exactamente.

Las juntas se rellenan con una pasta especial, que se aplica con espátula. Se deja secar, y se retiran los sobrantes con una esponja húmeda.

Al terminar la instalación, restituimos los artefactos sanitarios a su sitio.

La pintura de paredes con esponjado es una técnica de sencilla aplicación, que tiene un tiempo de secado corto, y que resulta en un acabado jaspeado que semeja una superficie texturizada. Se obtienen mejores resultados empleando esponjas naturales.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La nueva tendencia es la decoración estilo zen. Esta modalidad exige...

La pintura de paredes con esponjado es una técnica de...
La decoración de paredes con microcemento alisado es una...
Es innegable la importancia de la decoración de paredes...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse