Imprimir

Pulido de pisos de madera
Madera

Pulido de pisos de maderaEl pulido de pisos consiste en el alisado y abrillantado de la madera, que debe seguir las normas internacionales establecidas. Consiste en el frotamiento de la madera, con un objeto abrasivo, por lo general es una lija o una pulidora. Esta tarea produce un acabado perfecto.

Para la primera etapa se utiliza una pulidora de rodillo abierto o expansivo con un mínimo de tres pasadas. El pulido final se hace con pulidoras rotativas. También podemos utilizar una amoladora o taladro eléctrico, al que se le acopla un lijador, para esta tarea. El movimiento de lijado debe ser uniforme y parejo, para evitar la formación de pozos.

Limpieza y pulido de pisos:

Antes de iniciar el trabajo de pulido de pisos, debemos limpiar cuidadosamente el piso, retirando polvo, grasa o suciedad. Luego de pulir, volveremos a limpiar el piso, para evitar que las partículas residuales, puedan estropear el tratamiento de la madera.

Si bien las pulidoras son seguras, es conveniente tomar ciertas precauciones, protección de los ojos con gafas. Empleo de mascarilla para evitar el polvo, aún en los casos de lijadoras con extracción de polvo. Es necesario sujetar correctamente la pulidora, para evitar accidentes. Recordar siempre desconectar la lijadora antes de recambiar las lijas.

Las máquinas que se utilicen deben ser adecuadas para el trabajo, de modo que la superficie quede lisa y pareja. Es importante que la pulidora esté en perfectas condiciones. Una máquina en mal estado, puede hacer más daño que bien.

La tarea de pulido debe realizarse en el sentido de la veta de la madera, para evitar el levantamiento de lascas. Se comienza con lijas gruesas, para producir una superficie plana. Luego se va disminuyendo el grosor del grano, hasta que la madera se sienta perfectamente lisa. Esta operación le confiere cierto brillo, que podemos aprovechar, dejando los pisos al natural, tratándolos sólo con aceites. O podemos darles brillo con barnices especiales para pisos.

La elección de las lijas y tipo de pulidoras, depende de la madera con que están hechos los pisos. Las maderas blandas requieren lijas de gano más fino, para que no sufran un desvastado mayor.

Como tratamiento para conservar la elasticidad, dureza y resistencia de la madera, se emplean aceites naturales y barnices.

Imprimir
© 2007 - 2019 Todos los derechos reservados Artesanias y manualidades | www.artesaniasymanualidades.com